Los comederos para aves y mariposas quedan mejor cuando los hacemos nosotros mismos. Además de estar ayudando a la vida silvestre también estaremos decorando nuestro jardín. A mi familia y a mi nos gustan muchísimos las mariposas y aunque mis fieles lectores sepan que yo no cuento con el privilegio de tener un espacio verde fuera de casa, me gusta de igual manera investigar sobre decoraciones de exteriores y traérselas a ustedes. Así podrán disfrutar de la creatividad y el arte de la forma más fácil y económica, como siempre.

Y entonces ¿Te animas a saber más sobre este comedero para mariposas hecho con grapevine?.

Original de empressofdirt

Solo necesitarás los siguientes materiales:

  • Corona de grapevine
  • Plato de cristal o acrilico
  • Cuerda
  • Rocas o piedras pequeñas

Paso a paso:

Lo primero que haremos será tomar nuestra cuerda y cortar 4 trozos largos de ella. Los cuatro pedazos deben ser de igual medida.

Ata cada uno de estos alrededor de una sesión en la corona de grapevine. Como si estuvieses marcando el Norte, Sur, Este y Oeste con las cuerdas.

Asegúralas con un nudo lo bastante resistente para soportar el peso. Si sientes que las cuerdas no son lo suficientemente fuertes para sostener la corona y el plato que colocarás, refuerzalas con mas pedazos de cordones.

Cuando hayas acabado de atar retazos, une tus extremos y termina con un nudo en la parte superior. De esta manera podrás colgar tu corona de alguna rama o farola.

Coloca tu plato encima del grapevine y agrégale un poco de agua azucarada. La comida de mariposas no es más de agua dulce, para ello agrega una cucharada de azúcar en 2 tazas de agua y hierve hasta que el azúcar se desintegre (Espera que este totalmente fría para colocar)

Agrega también algunas piedras al plato sin que se sumerjan por completo en el agua. Da espacio para que las mariposas se posen en ellas.

NOTA: El plato de vidrio es precisamente por su peso que lo necesitamos. Si fuese otro tipo de plato liviano se volaría con el viento. Y si no te he dado la opción de pegar el plato al grapevine es para que puedas retirarlo y lavarlo sin inconveniente cada que necesite mantenimiento.

¡LISTO! Sólo debes llevar tu nuevo comedero de mariposa a un lugar tranquilo y fresco de tu jardín. Contempla la belleza de una decoración natural.

 

Si te ha gustado este paso a paso y deseas compartirlo o guardarlo puedes hacerlo a través de esta página Webpor nuestro grupo en Facebook , Twitter o etiquetándonos en Instagram. También estamos en Tumblr Pinterest. Y recuerda que esta es apenas una de las tantas ideas de cómo hacer un comedero para mariposas, visita también:  5 ideas sencillas para hacer comederos de mariposas.

Sígueme en redes sociales