Cómo mantener el bronceado durante y después del verano

Cómo mantener el bronceado
Cómo mantener el bronceado

Cuando acaba el verano y los días de playa, nuestra piel luce atractiva, con ese bronceado que nos hace ver más guapas. Sin embargo, para nuestra desgracia, este hermoso color ira desapareciendo con los días, y lo hará de manera rápida si no nos preocupamos por protegerlo y prolongarlo mínimamente. Así que si quieres conservar tu tono moreno y presumir de una piel dorada y envidiable, toma dato a este artículo en donde te enseñaré cómo mantener el bronceado durante y después del verano.

Lee también: Cómo hacer bronceador casero con café.

Trucos para mantener el bronceado

1- Lo primero para mantener el bronceado es la hidratación. La dermis se reseca al exponerse a más sol y cambios de clima, por lo que te recomiendo utilizar una crema hidratante con propiedades after-sun. Esto ayudará a que tu piel no se pele tan rápido y desaparezca la sensación de resequedad. Embadúrnate de crema cada que salgas de la ducha y antes de dormir.

2- Otro básico truco para conservar el bronceado de verano es la exfoliación de la piel. Esta tarea elimina toda célula muerta y permite que los tratamientos hidratantes se absorban con mayor facilidad y de mejores resultados. Es fundamental que uses distintos exfoliantes para rostro y resto del cuerpo, pues la piel de la cara es mucho más sensible y requiere mayor delicadeza. Hazlo mientras tomas una ducha y sin apuros.

3-¿Conoces los alimentos que favorecen el bronceado? Si, existen alimentos que contienen betacaroteno y estimulan a la pigmentación de la piel. Casos como la zanahoria, el melón, el tomate, la calabaza, melocotón o espinacas ayudan a potenciar y conservar tu tono bronceado adquirido.  Incluye estos alimentos a tu dieta diaria y conserva tu color por más tiempo.

A continuación te mostraré algunas recetas caseras para aplicarlas sobre la piel bronceada y prolongar su color:

  • Aplica sobre la piel la crema resultante de mezclar la misma cantidad de manteca de cacao y aceite de oliva.
  • Une zumo de zanahoria con unas gotas de aceite de coco y aplica la crema obtenida sobre la piel previamente lavada y seca.
  • Mezcla el zumo de 2 tomates,  gotas de zumo de limón y 1 cucharada de aceite de oliva y aplica la loción antes de dormir, después de la última ducha del día.
  • Aplica sobre la piel bronceada la infusión de té negro puro y muy concentrado.

Además de todos estos tips, bebe abundante agua durante el día (2 litros diarios) pues el agua hidrata y tras la exposición del sol la piel suele resecarse.

Comparte ” cómo mantener el bronceado ” con tus amigos a través de esta página Webpor nuestro grupo en Facebook , Twitter o etiquetándonos en Instagram También estamos en Tumblr Pinterest.

Sígueme en redes sociales