Cómo encastrar un microondas normal (paso a paso)

Los microondas son de ese tipo de electrodomésticos que hacen nuestra vida completamente más fácil y práctica, aunque su tamaño los hace un ligero reto para cocinas pequeñas, las encimeras suelen ser limitadas y si tienes microondas normales o de sobremesa a veces cuesta encontrarles acomodo.

Hoy hablaremos un poco sobre esta importante decisión de espacio y diseño para tu cocina, y aprenderás cómo encastrar un modelo normal, de las alternativas que dispones y cómo hacerlo correctamente.

Microondas normal vs microondas integrable

Quizá algunos no lo sepan, pero según el tipo de instalación o el lugar para el que están pensados los microondas pueden ser de dos tipos: Los integrables y los de sobremesa (comunes). Es importante que cuando pensemos en adquirir el equipo tengamos en cuenta esta característica.

Cuando mencionamos que es un equipo normal, nos referimos a los que están pensados para estar en la encimera, muro o mesa de cocina, puestos sin ninguna instalación. El segundo tipo viene directamente diseñado para integrarse a un mueble de cocina, lo que los hace sumamente versátiles, aunque requieren una pequeña instalación.

Los de encastrar tienen una ventaja significativa, en línea general, porque usan acabados mucho más estéticos y se piensan para combinar con el resto del mobiliario. Puedes consultar paginas especializadas en microondas de encastrar para enterarte más a fondo de estos modelos.

¿Cómo encastrar un microondas normal?

Si eres de los que tiene un equipo normal de encimera y estás pensando en rediseñar la cocina o simplemente quieres espacio y deseas adaptar tu modelo para añadirlo a un mueble o columna, no te preocupes porque te contare un par de soluciones fantásticas para ese pequeño detalle.

Existen marcos o rejillas universales, que puedes adquirir para darle una nueva visión al equipo, aunque requieren una pequeña instalación, son accesibles y hay modelos muy buenos que puedes probar para combinar tu cocina.
Puedes consultar modelos de marcos para microondas por aquí, mientras te explicamos cómo puedes usar esta alternativa en tu propia cocina.

Para instalar una rejilla debes hacer lo siguiente:

  1. Mide muy bien el lugar o mueble donde harás la instalación para asegurarte que el marco es el adecuado.
  2. Presenta el equipo dentro del mueble para verificar que tanto debes subirlo para encajar en la rejilla.
  3. Coloca las bases (Que puedes adquirir junto al marco) o corchos para elevar tu equipo, de manera que queda al ras con la parte interior del marco.
  4. Puedes ajustar las rejillas interiores si lo requiere.
  5. Verifica nuevamente la simetría de la instalación.
  6. Ajusta los tornillos del borde, si tu marco lo requiere.

Consejos a tener en cuenta a la hora de integrar a la cocina

Recuerda que, aunque un equipo normal pueda convertirse en un modelo encastrable usando un marco o rejilla universales, es importante que midas muy bien y adquieras los modelos adecuados para tu equipo y tu mueble de cocina.

Otro punto importante es revisar el manual de tu electrodoméstico, verificando cuales son las medidas mínimas de espacio que requieren, recuerda que este en particular, necesita al menos un pequeño respiradero para poder disipar calor y agrandar su vida útil.

Un marco, la mayor parte del tiempo, es una opción más económica que la versión encastrable, pero esta ultima es visualmente más estética y uniforme en cuanto a diseño, por lo que es importante que lo tengas en cuenta antes de decidir.

Espero que esto haya podido despejar algunas dudas sobre los equipos normales e integrables y sepas de qué manera puedes darle un nuevo uso a tu equipo normal de sobremesa.

¡Cuéntanos que te ha parecido en los comentarios!

Sígueme en redes sociales

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Previous

El Guerrero del SEO se lleva el trofeo